Nicol vuelve a ser nominada a la pre selección de básquetbol

La estudiante de Enfermería de la Unap es la única representante de las asociaciones del norte que fue nominada a entrenar con la preselección nacional de básquetbol, un grupo que a partir del primero de marzo buscará quedarse con alguna de las 12 casaquillas rojas que tendrán chance de disputar el Campeonato Sudamericano Femenino de Mayores. Y en una de esas, la AmeriCup de Canadá.


Gonzalo Artal Hahn

La ala pivot del quinteto de básquet femenino de la Universidad Arturo Prat, Nicol Stefanía Salvo González, recibió un nuevo llamado para formar parte de la preselección nacional adulta. Un telefonazo que la dejó motivadísima, pues además de contar con la posibilidad de defender a Chile en el Campeonato Sudamericano Femenino de Mayores de Cali, Colombia, asoma la opción de clasificar y jugar la AmeriCup que se disputará en Canadá.

Otro pelo, claro está. Aunque para que aquello suceda la número ocho de la Unap de Iquique debe ratificar su buen pasar y convencer al seleccionador nacional de Las Guerreras, Warren Espinosa, así como a sus asistentes técnicas: Valentina Aragonese y Paola Naranjo.

-¿Agarras camiseta de titular?

“No lo sé, Jajaja”, suelta con una carcajada la Nico, quien la primera semana de diciembre del año pasado ya practicó con el mismo grupo en las dependencias del Centro de Entrenamiento Olímpico, CEO, ubicado en la ciudad capital. El mismo lugar al que debe volver a partir del 1 de marzo.

“La verdad es que todavía estamos preparándonos, pues ésta es la segunda concentración recién y hay muchas jugadoras, porque somos 25 o 30 las que practicamos y tenemos que quedar solo doce”.

-Upa.

“Sí, va a estar duro y peleado, por lo que hay que jugársela con todo para poder ganarse un puesto en la selección”.

-¿Cuándo es el Sudamericano?

“Tengo entendido que a fines de abril o a principio de junio. Claro, siempre y cuando las condiciones lo permitan, pues este torneo tenía fecha para el 2019, pero por el estallido social y el covid no se pudo realizar”.

-¡Ahí usted reforzó otro equipo!

“Síí. Soy interna de enfermería quinto año y el año pasado debí haber sacado mi carrera, pero justamente por el tema de la pandemia no pudimos ni hacer la práctica ni nada, así que me puse a trabajar como técnico en enfermería. Soy tens en residencias sanitarias con pacientes covid”.

-Ya sabe de luchas complejas entonces.

“Sí, dentro de todo es mi primera experiencia trabajando en el área de la salud y es súper complejo en el sentido que uno ve muchos casos, con gente de todas las edades, desde recién nacidos a adultos mayores contagiados. Y tener la vivencia de trasladar pacientes que se empiezan a descompensar y llevarlos al hospital es fuerte”.

-Demás. ¿Su susto igual?

“Mira, trabajo en residencias donde están los asintomáticos y los con síntomas leves, pero siempre es complejo el tema de contagiarse, aunque si uno logra hacer bien las cosas, se puede llevar bien esto de convivir con el virus”.

-Oiga, la veo metida. ¿Es porque en Chile no se puede ser profesional del deporte que la apasiona?

“Pucha, si se puede. En este momento estoy en el tema del internado, pero a la par sigo con la idea de ser parte de la selección, pues obviamente pienso jugar hasta que las piernas no me den más”.

-Sub lo que venga.

“Así es, pero también voy a seguir trabajando y perfeccionándome, pues enfermería no va a ser la única carrera que voy a sacar”.

-Esa onda. En qué otra área se ve.

“Me gusta la educación, la pedagogía en educación física, o bien, seguir perfeccionándome en enfermería, ya sea como arsenalera o en un tema relacionado con pabellón, que es un área que me llama la atención. Lo cierto es que voy a sacar más carreras”.

-¿Y títulos?

“Es la idea. Además, el deporte siempre te abre las puertas de las universidades, así que hay que aprovechar. Al menos en la Unap estudio con beca deportiva, así que hay seguir aprovechando lo que da el deporte”.



Ella pa’ allá o la liga pa’ acá

Otro de los desafíos que se autoimpone la actual estudiante de la Facultad de Ciencias de la Salud es dejar Iquique y radicarse en otra latitud, al menos, más cercana al centro y sur del país. No sabe bien con exactitud cuál sería el paradero inicial, pero el hecho de ser la única representante del Norte Grande que ha sido llamada a participar en el proceso, es un farolillo rojo que se prende con intensidad.

“Acá en el norte no llega mucho el básquet. No hay competencias y esa es una de las grandes falencias de la zona, entonces dentro de mis proyecciones está el hecho de acercarme un poco más a Santiago o La Serena para poder jugar con más fluidez”.

-¿Y no la han tentado?

“En el 2018 me ofrecieron reforzar al Gimnástico de Viña del Mar, pero tuve muchas lesiones y al final no pude ser parte del club. Pero claro, igual siento que estoy en la mira, más ahora que estoy en la selección, por lo que sería ideal formar parte de algún equipo. O definitivamente que la Liga Nacional mire más hacia al norte y llegue hasta Iquique. Eso sería genial.

-Veo la nómina y no veo más norte. Meritorio, pues más encima llegas sin tener ese roce o rodaje.

“Claro, en Iquique juego por la Unap y nada más. O sea, en la misma área universitaria no tenemos mucha competencia. Al final, en el año con suerte jugamos dos partidos, después viene el zonal y al nacional, donde juega equipos que están en competencia durante todo el año. Entonces tenemos una amplia desventaja con los equipos del centro y del sur”.

-Vamos a pensar en el Sudamericano, mejor.

“Jajaja. Ahí lo ideal para nosotras es estar dentro de los tres primeros lugares, pues apuntamos hacia la AmeriCup. Y si salimos entre las tres primeras, vamos a ese campeonato de nivel mundial”.

-A entrenar duro entonces. ¿Alguien a quien agradecer?

“Sí, agradecer a mi pareja, a mi familia y al cuerpo técnico que tengo en Iquique, por decirle de alguna manera, ya que en el área física está Oscar Ramírez, con quien a pesar de la cuarentena seguimos entrenando. Y cuando no, igual me manda la rutina. Es súper preocupado. También está mi sicólogo deportivo Benjamín Cáceres, quien igual, se conecta conmigo todas las semanas por Whatsapp o vía Zoom. A mi kinesióloga Ayli Rojas que por pandemia me hacer sesiones por Zoom y a mi nutricionista José Vargas, quien está siempre preocupado de mí. Y tengo que llegar a verlo. Y claro, a todos los que se preocupan para que pueda llegar en las mejores condiciones, así que sigo y me mantengo feliz”.



El ránking mundial

La Federación Internacional de Básquetbol comunicó a principios de año que la selección femenina adulta de Chile avanzó dos posiciones y alcanzó el puesto 69 del ránking FIBA a nivel mundial, quedando como la número 15 del continente americano.

¿El mejor de Sudamérica en un listado dominado por Estados Unidos, Australia y España?

Brasil, país que ostenta el puesto 15 del mundo, seguido de Argentina (27), Colombia (39), Venezuela (51) y Paraguay (63). Tras las nacionales están Ecuador (76), Uruguay (110) y Perú (111).



¿Le gustó? Comparta.




te teré es una onomatopeya​, una imitación lingüística del sonido con el que comienza Cariñito, el temón de Rosado/Los Hijos del Sol que tras servir de inspiración para alentar a un equipo y crear una revista, mutó hasta convertirse en una web que tiene casi el mismo fin. Es que ahora, además de ofrendar información sobre pelotas, dragones y lo qué sucede en los rincones de Iquique, incorpora sugerencias acerca de quienes podrían ayudarlo a hacer lo que tiene pensado hacer en la capital de la región de Tarapacá.





teteré.cl © 2021
Todos los derechos reservados.