Martino + choques de creatividad que terminan en canciones

El guitarrista, charanguista y vientista de la Compañía de Danzas Tradicionales Kirqui Wayra de Iquique le está dando barraca a su propia apatía juvenil, pues luego de escribir, componer y subir a la red su primer sencillo denominado NubeMental, está trabajando para almacenar en el ciberespacio otras tres canciones de su disco experimental que ha llamado Elemental.


Gonzalo Artal Hahn

Si bien soy un periodista que sabe más de sánguches que de arreglos musicales, que se le da más fácil reconocer un equipo de fútbol por chorroscientos detalles aleatorios que cachar cuál de las siete notas musicales se apodera del espacio, lo que me ocurrió apenas escuché el primer sencillo de Martino Nava Lafuente fue como un oh, tiene algo de Tango Feroz. ¿No?

Una película argentina con la que buscaron homenajear a José Alberto Iglesias Correa, el Tanguito, donde si bien no todos sus amigos íntimos estuvieron de acuerdo con el ‘comercial rodaje’ -al punto de negarse a ceder derechos de composiciones conjuntas- al menos fue posible acceder a temones como el Oso, cantada por Birabent o Amor de Primavera y la mismísima Tango Feroz, canciones donde Ulises Butrón desgarra la voz de una manera similar a la del músico y cantautor que figura en los registros de la Escuela Artística Violeta Parra de Iquique.

Después caché que el guitarrista, charanguista y vientista de la Compañía de Danzas Tradicionales Kirqui Wayra tiene recién 15 años y, que su primer sencillo del disco Elemental, puede que no necesariamente esté enfocado en volcar sus entrañas para correr los límites de la sociedad. Así que opté por preguntarle algo de eso y más.

-¿De qué va NubeMental?

“NubeMental no nace de algo específico, sino que fue un choque de creatividad. Una tarde, no recuerdo el día, de la nada, repasando los acordes se me escapó esa letra y quedó”.

-¿Primero rasgueo después texto?

“Mmm, todo se hizo en el mismo momento”.

-Entiendo que es la primera de cuatro canciones que se subirán al ciberespacio.

“Sí, el disco Elemental es una idea, un proyecto que consta de cuatro canciones, donde además están Amigo Viento, Insomnio y Naturaleza Muerta. Entonces, el disco tiene parte de los elementales que es el viento, la nube y toda una onda más natural, pero también hace referencia a que se le considera como algo importante”.

-¿Algo más personal que críticas?

“NubeMental tiene que ver con algo un poco más sentimental, pero igual no sé donde salió… Es que de verdad no sé cómo salió. A ver, igual en ese momento me gustaba harto una niña y eso. Como que era difícil estar cerca de ella y tenía esa nube que te da señales de que no sabís donde estás parado”.

-¡No me digas que Insomnio también se le podría atribuir a ella!

“No, jajaja. Insomnio nace después de unas clases de música gratuitas por Zoom, donde una tarea era la entrega de una canción. Y en esas noches me puse a pensar que algo que tuve en toda la pandemia fue insomnio, porque me dormía a las 6 o 7 de la mañana, así que traté de usar ese click para hacer la grabación”.

-¿La pandemia como motor de ayuda?

“Igual fue en un momento en que estábamos encerrados y no estábamos haciendo casi nada más que jugar y hablar con amigos, así que también creo que se trató de un proceso de maduración. No es taaaanto tampoco, pero…”

-Pero la primera de muchas etapas del proceso jajaja.

“Claro jajaja. Y eso. Yo creo que igual la pandemia me ayudó caleta a desarrollarme como una persona que hace música, que hace canciones. Es que uno muchas veces no le toma el peso a lo que hace y mi papá me decía que la canción estaba buena. Y yo decía pucha, igual bacán, pero nunca le tomaba el peso. Y ahora como que lo empiezo a tomar. A eso me refiero con lo de madurar”.


Vivir así mismo

El hijo de dos integrantes de los Kirqui Wayra, la bailarina Bárbara Lafuente y el periodista, animador, bailarín y quizá cuánta cosa más, René Nava, tiene pensado volver a grabar los temas y, en una de esas, levantar un streaming, que es algo así distribuir digitalmente el contenido multimedia a través de una red de computadoras: Tocar en vivo en la red.

-¿Saldrá uno?

“Sí, creo que se ha planteado hacer como una presentación del disco, entre otras cosas, pues también me gusta la idea de tocar en la calle, en Cavancha o en algún bar piola donde pueda invitar a mis cercanos, a los amigos, la familia y las personas que quieran escuchar”.

-Vienes de una familia ligada de lleno a las artes. ¿Te fue fácil enganchar?

“Es algo que tengo implantado en mi cuerpo y en mi forma de ser”.

-La música siempre estuvo ahí. ¿El baile igual?

“Cuando chico bailaba, a eso de los 5 o 6 años, pero en una gira en la que recorrimos Francia, Bélgica, Holanda e Inglaterra me metí y avancé mucho en la música, hasta lo que está saliendo ahora”.

-¿Algún referente?

“Acá en Chile hay un rancagüino que se llama Nico Carreño, que es más de trova, aunque también hace un hip hop con guitarra que le queda bacán, mientras que en el extranjero sigo mucho lo que hace Jacob Collier, un londinense que también fusiona géneros musicales”.

-¿Y cuál sería tu style?

“Para mí el estilo es popular, porque no sé si definirlo como blues u otra cosa”.

-Buena. Oye. ¿Carreño o Collier saben de tu existencia?

“Noo poh. O sea, el Nico Carreño si porque tuve clases con él. Ahora Jacob es un niño genio. Ojalá pasara eso que mencionas”.

-Parte promocionando tus redes.

“Ya. Mi Instagram es @tino_navaa y la primera canción está disponible en https://www.youtube.com/watch?v=LpxEDgdxsWM. Además, pueden meterse al insta de mi papá @renenavabiagetti, quien junto a mi mamá me han ayudado caleta. Ellos han sido súper constantes conmigo igual, porque yo estoy viviendo en modo adolescente. O sea, estoy pajero a tiempo casi completo”

-Jajaja. Pero disfruta poh.

“Demás, pero igual hay que tener un orden. De hecho, con quien más he peleado es con mi adolescencia”.

-¿Pero te ves haciendo más música?

“Es que como te decía, ahora mismo me cuesta grabar una canción de puro pajero, pero estoy en esa edad y es un tema de madurar. Obviamente el otro año puede que no piense igual y que mis actos sean diferentes, pues quiero estudiar composición en la Escuela Moderna de Santiago. Quiero llegar a un nivel de reconocimiento nacional y ojalá mundial. Tengo el apoyo de la familia y mis amigos, como Héctor Ceballos, quien hizo la masterización y la mezcla”.

-A seguir creando. Usted busque el techo que quiera.

“Si, quizá el tema de ser famoso es un arma de doble filo brígida, pero me gustaría llegar a ese nivel. Y si no llego, por lo menos vivir de la música. En sí, mi meta es vivir de esto. Si se da la posibilidad de ser conocido o tocar en un grupo, bacán, pero mi meta es vivir de la música. Sé que cuesta, pero tengo apoyo”.

-Excelente. ¿Alguna vez escuchaste Tango Feroz?

“Nop, no lo cacho”.


¿Le gustó? Comparta.




te teré es una onomatopeya​, una imitación lingüística del sonido con el que comienza Cariñito, el temón de Rosado/Los Hijos del Sol que tras servir de inspiración para alentar a un equipo y crear una revista, mutó hasta convertirse en una web que tiene casi el mismo fin. Es que ahora, además de ofrendar información sobre pelotas, dragones y lo qué sucede en los rincones de Iquique, incorpora sugerencias acerca de quienes podrían ayudarlo a hacer lo que tiene pensado hacer en la capital de la región de Tarapacá.





teteré.cl © 2021
Todos los derechos reservados.