Nacho Cornejo retorna a África en modo ni ahí con la presión

El Nacho no viaja pensando en aserruchar a lo bestia y sacarles muchos cuerpos de ventaja a los pilotos que competirán del 7 al 13 de octubre en el Rally de Marruecos, sino que más bien, el iquiqueño del Monster Energy Honda Team va enfocado en terminar el circuito enterito y, si se puede, sin fallos.


Gonzalo Artal Hahn

El piloto iquiqueño de Monster Energy Honda Team, José Ignacio Cornejo Florimo, confirmó su regreso a tierras africanas después del terrible chancacazo que lo bajó cascando de su CRF 450 Rally y lo sacó del bendito podio del Dakar 2021, donde figuraba primero a dos jornadas del final.

Y va joya, producto de su reciente título de campeón del 10° Rally Cross Country de Atacama, pero sin volverse loco, pues más allá de aserruchar y arrancarse de todos los pilotos que competirán del 7 al 13 de octubre en Marruecos, el Nacho va enfocado en terminar el circuito y hacer una peguita más compleja: minimizar los fallos.

“Ahora mismo no hay presión alguna para conseguir puestos para esta carrera, principalmente, porque el equipo no está haciendo el mundial completo. Así que la idea es probar la moto tras algunos pequeños cambios que se les ha debido incorporar, ver cómo está el ritmo y tantear el nivel”, sostiene el deportista de 27 años, quien tiene como meta de final de temporada llegar de la mejor manera a la competición más apasionante y dura del mundo tuerca.

“O sea, más que conseguir algún puesto de avanzada buscaré hacer una carrera sólida, sin dejar espacio para los errores, de manera de terminar enterito y seguir cosechando buenas sensaciones para ver qué lugar obtengo y cómo debo seguir trabajando para llegar con todo al Dakar”.

-En todo caso el check list va tal como lo esperabas. ¿No?

“Sí, estoy feliz de haber participado después de dos años en Copiapó, donde me puse a prueba en diferentes aspectos luego del accidente de Arabia Saudita, pues manejé sobre piedras, arena y dunas aplicando velocidad y navegando. Estaba seguro de que iba a abrir en casi todas las etapas, lo que de hecho me ayuda bastante para encarar las futuras competencias”.

-¿No te dan ganas de romperla en Marruecos? Digo, ya estuviste ahí.

“Conozco harto el país pues compito desde el 2015 más o menos, pero ahora se competirá en una zona que solo he corrido un par de veces no más. Igual he tenido resultados regulares allá. Nada extraordinarios, pero nunca malos. Vamos a ver”.

-Sin presión entonces. Pero me imagino que con el mismo goce de siempre.

“Siempre me ha gustado seguir mejorando y en eso va, en parte, asumir los resultados y las cosas que van pasando. Y quiero seguir en esa misma senda, luchando por ser una carta fija y ganar carreras, sumar podios, pues esa es la mentalidad de aquí en adelante, pero eso no quiere decir que no disfruto el momento o que no estoy tranqui”.

-Eso es güeno.

“Jajaj. Sí, lo asumo con la tranquilidad y la felicidad de hacer lo que más me gusta: correr en moto, que es lo que me apasiona. Obviamente seguiré haciéndolo con responsabilidad y volviéndome más ambicioso año a año, pero sin olvidarme jamás de disfrutar”.


Mundo mundial

El Campeón Junior FIM en el 2016 preparará su paso por las localidades de Agadir, Ouarzazate y Zagora pensando en The Empty Quarter o Rub Al Khali de Arabia Saudita, donde disputaría su séptimo Dakar. Una carrera que lo ubicó en el puesto vigésimo octavo durante el 2017, décimo en el 2018, octavo en el 2019 y cuarto en el 2020.

“Es bonito correr en Marruecos, porque es un Rally con harta historia y siempre están todos los equipos y los pilotos más rápidos, así que es una buena instancia para medirse con los rivales y ver cómo estamos pal Dakar, porque siempre es como la última carrera antes del Dakar”, comenta el muchachote de 1 metro, 66 centímetros y 68 kilogramos.

-¿Qué tan diferente es ese desierto al de Atacama?

“La superficie, el terreno, son bien diferentes. Acá hay sectores de tierra complicados, pero allá es más duro el piso. Las dunas son diferentes, tienen más vegetación. Y sabes, a veces, acá, si te llega a pasar algo, sabes que hay buenos hospitales y clínicas donde acudir en caso de alguna lesión. Allá no, como que no hay un buen sistema en Marruecos, por lo que, si te llega a pasar cualquier cosa, hay que evacuar. Irse a Europa o volver a Chile. Entonces siempre hay que tener eso en mente. Ser un poco más cuidadoso. Al menos yo lo veo así”.

-Sabes que puedes ser el mejor del mundo mundial. ¿No? ¿Te quita el sueño?

“Mmmm. La verdad que es algo que no me vuelve loco. Siempre intento hacerlo lo mejor posible, lo mejor que puedo. Ver que tan lejos puedo llegar con mis capacidades y explotarlas, pero no para decir que soy el mejor del mundo o sentirme más que los demás”.

-Buena. Es un temón.

“Sí, he estado trabajando harto en dejar el ego de lado y me ha servido de harto para las competencias y para los resultados, porque se han dado bueno resultados este año, para mi bien, en general. Y estoy tranquilo o cada vez menos frustrado si las cosas no salen bien. Así que no me vuelvo loco por ser el mejor del mundo”.



¿Le gustó? Comparta.




te teré es una onomatopeya​, una imitación lingüística del sonido con el que comienza Cariñito, el temón de Rosado/Los Hijos del Sol que tras servir de inspiración para alentar a un equipo y crear una revista, mutó hasta convertirse en una web que tiene casi el mismo fin. Es que ahora, además de ofrendar información sobre pelotas, dragones y lo qué sucede en los rincones de Iquique, incorpora sugerencias acerca de quienes podrían ayudarlo a hacer lo que tiene pensado hacer en la capital de la región de Tarapacá.





teteré.cl © 2021
Todos los derechos reservados.